La guía definitiva para medir la temperatura: digital, de vidrio o infrarrojos

Medir la temperatura es una parte fundamental para evaluar nuestra salud. Ya sea que nos sintamos enfermos o simplemente queramos controlar nuestra temperatura corporal, es importante saber cómo utilizar correctamente diferentes tipos de termómetros. A continuación, te presentamos una guía detallada sobre cómo utilizar termómetros digitales, de vidrio e infrarrojos, junto con algunos consejos adicionales para tener en cuenta.

¡La fiebre es solo una excusa para tener una tarde llena de mimos y helado!

Termómetro digital: la opción moderna y confiable

El termómetro digital se ha convertido en una opción popular debido a su facilidad de uso y precisión. Aquí tienes los pasos a seguir para utilizar este tipo de termómetro:

  1. Enciende el termómetro y asegúrate de que la pantalla muestre cero grados Celsius o Fahrenheit.
  2. Coloca la punta del termómetro debajo de la axila o, con mucho cuidado, en el ano.
  3. Espera unos segundos hasta que escuches una señal sonora y retira el termómetro.
  4. Verifica la temperatura en la pantalla y anótala si necesitas tomar registros.
  5. Después de su uso, limpia la punta del termómetro con algodón o gasa humedecida en alcohol para mantenerlo limpio y libre de bacterias.

Termómetro infrarrojo: la opción sin contacto

Los termómetros infrarrojos son ideales si deseas medir la temperatura sin contacto físico. Puedes utilizarlos tanto en el oído como en la frente. A continuación, te mostramos cómo utilizarlos correctamente:

En el oído:

  1. Coloca la punta del termómetro en el interior del oído y apúntala hacia la nariz.
  2. Apretando el botón de encendido, espera a escuchar un sonido que indique que se ha completado la medición.
  3. Lee la temperatura en la pantalla y, si es necesario, limpia la punta del termómetro con algodón o gasa humedecida en alcohol.
Leer también:  Prednisona: La medicina que te da superpoderes

En la frente:

  1. Enciende el termómetro infrarrojo y colócalo en la frente, cerca de la ceja o a una distancia de hasta 5 cm.
  2. Lee el valor de la temperatura en la pantalla y retira el termómetro.
  3. Al igual que en el método anterior, limpia la punta del termómetro si es necesario.

Termómetro de vidrio: la opción tradicional

Los termómetros de vidrio, aunque menos comunes en la actualidad, siguen siendo una opción válida y precisa para medir la temperatura. Estos son los pasos que debes seguir al utilizar un termómetro de vidrio:

  1. Antes de usarlo, verifica la temperatura en la que se encuentra el termómetro.
  2. Coloca la punta metalizada debajo de la axila o en el ano.
  3. Mantén el brazo quieto junto al cuerpo durante al menos 5 minutos.
  4. Retira el termómetro y verifica la temperatura observando el nivel del líquido en la punta.

Es importante tener en cuenta que los termómetros de mercurio están desaconsejados debido a los riesgos para la salud. Sin embargo, existen termómetros de vidrio sin mercurio que se pueden utilizar de forma segura.

Consejos adicionales:

Aquí tienes algunas consideraciones y consejos adicionales al medir la temperatura:

  • Sigue siempre las instrucciones específicas de cada tipo de termómetro para obtener mediciones precisas.
  • Mantén tus termómetros limpios y desinfectados después de cada uso, especialmente los termómetros digitales, de mercurio e infrarrojos para el oído.
  • Recuerda que la temperatura considerada fiebre varía según el lugar de medición, como la axila, el ano, la boca, el oído o la frente.
  • Si estás midiendo la temperatura de un bebé, considera utilizar termómetros rápidos y cómodos para ellos, como los infrarrojos de oído y frente.
Leer también:  Todo lo que necesitas saber sobre el meloxicam

Cuando se trata de medir la temperatura, es importante seguir las indicaciones específicas de cada tipo de termómetro. Recuerda mantener la higiene y la limpieza de los termómetros para obtener mediciones precisas y confiables. ¡No temas a la fiebre y aprovecha cualquier excusa para mimarte con un poco de helado!

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.