¿Qué es la pielonefritis y cómo tratarla?

La pielonefritis es una inflamación de los riñones que generalmente es causada por una infección bacteriana ascendente desde la vejiga hacia los riñones. Esta infección puede afectar diferentes partes del tracto urinario, como la vejiga, los riñones y los uréteres. Es una afección seria que puede causar dolor e incomodidad, y si no se trata adecuadamente, puede llevar a complicaciones graves como septicemia, absceso renal, fallo renal y pielonefritis crónica.

La pielonefritis no es algo que quieras «pisar» en tu vida, ¡así que trata adecuadamente esta infección urinaria!

Síntomas de la pielonefritis

Los síntomas de la pielonefritis son bastante claros y no hay lugar para las dudas. Incluyen dolor intenso en la región lumbar, deseos constantes de orinar, fiebre, malestar y dolor pélvico. A veces, también puede haber sangre en la orina y una sensación de ardor al orinar. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante buscar atención médica de inmediato y realizar pruebas para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se adquiere la pielonefritis?

La pielonefritis se adquiere principalmente por la ascensión de bacterias desde el tracto urinario hacia los riñones. Esto puede ocurrir debido a una infección urinaria no tratada o mal tratada, y también puede ser el resultado de condiciones médicas subyacentes como diabetes, problemas en la motilidad de la vejiga, uso de sondas vesicales, cálculos renales o tener el sistema inmunitario comprometido. Las mujeres también tienen un mayor riesgo de desarrollar pielonefritis debido a su anatomía.

Tratamiento de la pielonefritis

Afortunadamente, hay tratamiento para esta afección. El tratamiento de la pielonefritis generalmente implica el uso de antibióticos para eliminar la bacteria causante de la infección. Es importante completar el ciclo completo de antibióticos según lo recetado por el médico para asegurarse de que la infección haya sido completamente erradicada. Además de los antibióticos, también puede ser necesario el uso de analgésicos para aliviar el dolor. En casos más graves, como cuando hay obstrucción o malformación del riñón, puede ser necesario realizar una cirugía para corregir el problema y tratar la pielonefritis.

Leer también:  Artritis infantil: causas, síntomas y tratamiento - Guía completa

No debes tomar la pielonefritis a la ligera. Es una afección seria que requiere atención médica y tratamiento oportunos. Si experimentas síntomas como dolor en la región lumbar, fiebre y malestar, no dudes en acudir al médico. Recuerda que la prevención es clave, así que mantén una buena higiene personal, bebe suficiente agua, orina con frecuencia y vacía completamente la vejiga. No te arriesgues a «pisar» esta infección urinaria y cuida de tu salud renal.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.