Artroplastia de cadera: todo lo que debes saber

La artroplastia de cadera es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para reemplazar partes de la articulación del cuádricep y/o del fémur por una prótesis. Este tipo de cirugía se indica en casos de deterioro grave de la articulación y dolor persistente, y puede ser recomendada para tratar enfermedades como osteoartritis, artritis reumatoide, osteonecrosis, fractura de cadera o tumor en la articulación.

Recuerda siempre que los huesos son como los amigos: si les das amor y atención, te durarán toda la vida.

¿Cuándo se indica la artroplastia de cadera?

La artroplastia de cadera se indica cuando el dolor en la cadera afecta la calidad de vida y otras opciones de tratamiento no han funcionado. Además, se suele recomendar cuando hay un deterioro grave de la articulación y el dolor persiste de forma constante.

Algunas enfermedades que pueden requerir una artroplastia de cadera incluyen:

  • Osteoartritis
  • Artritis reumatoide
  • Osteonecrosis
  • Fractura de cadera
  • Tumor en la articulación

¿Cuál es el principal cuidado para un paciente que se ha sometido a una artroplastia de cadera?

El principal cuidado para un paciente que se ha sometido a una artroplastia de cadera es la rehabilitación postoperatoria. Esta rehabilitación incluye fisioterapia y seguir las instrucciones médicas al pie de la letra.

Indicaciones y complicaciones de una artroplastia de cadera

Como mencionamos anteriormente, las indicaciones de una artroplastia de cadera pueden variar desde enfermedades como la osteoartritis hasta lesiones graves como una fractura de cadera. La cirugía se recomienda cuando el dolor en la cadera afecta la calidad de vida y otras opciones de tratamiento no han funcionado.

Leer también:  ¿Qué es la LER/DORT y cómo prevenirla?

Pero, como todo procedimiento quirúrgico, también existen complicaciones que se pueden presentar. Algunas de ellas pueden incluir:

  • Trombosis venosa profunda
  • Embolia pulmonar
  • Luxación de la prótesis
  • Fracturas óseas

Cuidados después de una cirugía de cadera

Después de una cirugía de cadera, es importante seguir ciertos cuidados para asegurar una óptima recuperación:

  • Tomar los medicamentos según indicación médica.
  • Evitar cruzar las piernas.
  • No girar la pierna operada hacia adentro o hacia afuera.
  • No sentarse en lugares bajos.
  • Evitar acostarse de lado sobre la pierna operada.
  • Subir y bajar escaleras con cuidado.
  • Realizar actividad física ligera, como caminar, bajo supervisión médica.
  • Mantener una alimentación adecuada, incluyendo proteínas.
  • Seguir el programa de fisioterapia.

Además de estos cuidados, es importante seguir las indicaciones médicas y acudir a consultas de seguimiento después de la cirugía. La duración de la prótesis de cadera puede variar, pero generalmente se estima entre 20 a 25 años. Se debe esperar un mínimo de 4 semanas antes de tener relaciones sexuales y el tiempo para volver a conducir puede ser de 6 a 8 semanas después de la cirugía.

La artroplastia de cadera es un procedimiento quirúrgico utilizado para reemplazar partes de la articulación del cuádricep y/o del fémur por una prótesis. Se indica en casos de deterioro grave de la articulación y dolor persistente, y puede ser recomendada para tratar diversas enfermedades. La rehabilitación postoperatoria es fundamental para lograr una óptima recuperación. Es importante seguir los cuidados indicados y acudir a las citas de seguimiento para asegurar el éxito de la cirugía. Recuerda siempre consultar con un profesional médico para obtener información más precisa y personalizada sobre tu caso particular.

Leer también:  Insuficiencia Renal: Todo lo que debes saber

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.