Fiebre en bebés: ¿cuántos grados, causas y qué hacer?

La fiebre en los bebés es una preocupación común para muchos padres. La temperatura corporal del bebé se considera fiebre cuando supera los 37,5ºC en la axila o 38,2ºC en el recto. Antes de estas temperaturas, se considera una febrícula y generalmente no genera preocupación. Sin embargo, es importante prestar atención a los síntomas y buscar atención médica si la fiebre persiste o empeora.

Existen diversas causas de fiebre en los bebés. Una de las más comunes es el proceso de dentición, es decir, cuando los dientes del bebé están surgiendo. Esta puede ser una época incómoda y dolorosa para el bebé, y es posible que la fiebre sea uno de los síntomas asociados. Otras causas de fiebre en los bebés incluyen la vacunación, gripes o resfriados, sinusitis, otitis, neumonía, infección urinaria, dengue, varicela, sarampión, escarlatina y erisipela, entre otros. Es importante tener en cuenta que la fiebre en sí no siempre indica una enfermedad grave, pero es necesario investigar la causa subyacente.

Para medir la fiebre en un bebé, se recomienda utilizar un termómetro de vidrio bajo el brazo durante al menos 3 minutos o un termómetro digital que muestra la temperatura en menos de 1 minuto. Es importante seguir las instrucciones del termómetro y asegurarse de que esté limpio antes de usarlo. Además, es recomendable registrar la temperatura y la hora en un diario para mantener un seguimiento adecuado.

Una vez que se ha detectado la fiebre en un bebé, se pueden tomar medidas para tratar de bajarla. En primer lugar, se puede verificar la temperatura del ambiente y asegurarse de mantenerlo fresco y ventilado. Además, es recomendable cambiar la ropa del bebé por una más ligera y fresca. También es importante ofrecer líquidos frescos con regularidad para evitar la deshidratación. Algunos líquidos recomendados incluyen agua, leche materna o fórmula, y jugos suaves para bebés mayores de 6 meses.

Leer también:  Varices en el estómago: peligros y tratamiento

Otras medidas que se pueden tomar para ayudar a bajar la fiebre en un bebé incluyen dar un baño de agua tibia a fría, pero nunca fría, ya que esto puede causar escalofríos y empeorar la situación. También se puede colocar una toallita húmeda en la frente del bebé para ayudar a refrescarlo. Sin embargo, es importante recordar que estas medidas solo ayudarán a aliviar temporalmente la fiebre y no tratarán la causa subyacente. Si la fiebre no disminuye en media hora, se debe consultar al médico.

Medicamentos para bajar la fiebre en bebés

En cuanto al uso de medicamentos para bajar la fiebre en bebés, se debe tener precaución y seguir las indicaciones del médico. La dipirona es el medicamento recomendado para bajar la fiebre en bebés, pero solo debe ser utilizado bajo la supervisión del pediatra. Es importante asegurarse de que la dosis sea la adecuada para el peso y la edad del bebé, ya que un uso incorrecto puede ser peligroso. No se recomienda el uso de aspirina en bebés y niños debido a la posible asociación con el síndrome de Reye, una enfermedad rara pero grave.

Leer también:  Descubre todo sobre el síndrome premenstrual y la menarca

Es importante tener en cuenta que la fiebre se considera grave cuando alcanza los 38ºC o cuando se presentan otros síntomas como diarrea, vómitos, deshidratación, manchas en la piel o malestar evidente. En estos casos, se debe buscar atención médica de inmediato. El médico realizará una evaluación exhaustiva para determinar la causa de la fiebre y proporcionará el tratamiento adecuado.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo se considera fiebre en un bebé y cuáles son las temperaturas de referencia?

Se considera fiebre en un bebé cuando la temperatura corporal supera los 37,5ºC en la axila o 38,2ºC en el recto. Antes de estas temperaturas, se considera una febrícula y no genera preocupación.

¿Cuáles son las posibles causas de fiebre en los bebés?

La fiebre en los bebés puede ser causada por diversas razones, entre ellas destacan el nacimiento de los dientes, la vacunación, gripes o resfriados, sinusitis, otitis, neumonía, infección urinaria, dengue, varicela, sarampión, escarlatina y erisipela, entre otros. Es importante identificar la causa subyacente para poder brindar el tratamiento adecuado.

¿Cómo se debe medir la fiebre en un bebé?

Para medir la fiebre en un bebé se recomienda utilizar un termómetro de vidrio bajo el brazo durante al menos 3 minutos, o un termómetro digital que muestra la temperatura en menos de 1 minuto. Es importante seguir las instrucciones del termómetro y asegurarse de que esté limpio antes de usarlo.

¿Qué medidas se pueden tomar para bajar la fiebre en un bebé?

Al identificar la fiebre en un bebé, se pueden tomar medidas para bajarla, como verificar la temperatura del ambiente, cambiar la ropa del bebé por una más ligera y fresca, ofrecer líquidos frescos con regularidad, dar un baño de agua tibia a fría y colocar una toallita húmeda en la frente del bebé.

Leer también:  Síndrome del shock tóxico: síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención

¿Cuándo se debe consultar al médico por fiebre en un bebé?

Se debe consultar al médico si la fiebre persiste o empeora después de media hora, si el bebé presenta otros síntomas como diarrea, vómitos, deshidratación, manchas en la piel o malestar evidente, o si los padres tienen alguna preocupación o duda.

¿Cuáles son los signos de que la fiebre en un bebé es grave y requiere atención médica?

La fiebre se considera grave cuando alcanza los 38ºC o cuando se presentan otros síntomas como diarrea, vómitos, deshidratación, manchas en la piel o malestar evidente. En estos casos, se debe buscar atención médica de inmediato.

Conclusión:

La fiebre en los bebés es un síntoma común que puede ser causado por diversas razones. Es importante medir y monitorear la temperatura del bebé, así como prestar atención a otros síntomas para determinar la causa subyacente y buscar atención médica cuando sea necesario. Se pueden tomar medidas sencillas para ayudar a bajar la fiebre, pero es importante seguir las instrucciones del médico y evitar automedicarse. La fiebre se considera grave cuando alcanza los 38ºC o cuando se presentan otros síntomas, por lo que es importante buscar atención médica de inmediato en esos casos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.