Tipos de insulina: cuáles son, usos y administración | Guía completa

Si tienes diabetes, es posible que necesites utilizar insulina para controlar tus niveles de glucosa en la sangre. La insulina es una hormona producida naturalmente por el cuerpo para regular el azúcar en la sangre. Sin embargo, en algunos casos, como la diabetes tipo 1 o la diabetes tipo 2 cuando otros medicamentos no son suficientes, puede ser necesario utilizar insulina sintética e inyectable.

Existen diferentes tipos de insulina sintética que imitan la acción de la insulina natural. Cada tipo de insulina tiene características específicas en cuanto a su inicio de acción, duración y momento de aplicación. Es fundamental seguir las indicaciones de tu médico para determinar qué tipo y cantidad de insulina debes utilizar.

Tipos de insulina y cuándo deben aplicarse

1. Insulina de acción rápida: Este tipo de insulina comienza a funcionar rápidamente después de la inyección y se debe administrar antes de las comidas para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Es importante recordar que la insulina de acción rápida debe inyectarse aproximadamente 15 minutos antes de comer para que empiece a funcionar en el momento adecuado. Algunos nombres comerciales de la insulina de acción rápida son Humalog, NovoRapid y Apidra.

2. Insulina de inhalación de acción rápida: Este tipo de insulina se administra mediante un inhalador antes de las comidas y se utiliza en adultos con diabetes tipo 1 o tipo 2. La insulina de inhalación de acción rápida tiene un inicio de acción similar al de la insulina de acción rápida inyectable. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la insulina de inhalación no debe ser utilizada por personas fumadoras o que hayan dejado de fumar en los últimos 6 meses. Algunos nombres comerciales de la insulina de inhalación de acción rápida son Afrezza y Fiasp.

Leer también:  Los neutrófilos y sus niveles: ¿qué nos revelan?

3. Insulina de acción regular o corta: Esta insulina comienza a funcionar después de aproximadamente 30 minutos de la inyección y tiene una duración de 3 a 6 horas. Se utiliza para controlar los niveles de azúcar en la sangre durante las comidas y puede administrarse antes o después de comer, dependiendo de las indicaciones médicas. Algunos nombres comerciales de la insulina de acción regular o corta son Humulin R y Novolin R.

4. Insulina de acción intermedia: Este tipo de insulina se utiliza para mantener constante la cantidad de insulina en el cuerpo durante un período de tiempo más largo, generalmente de 12 a 18 horas. Es necesario administrarla una o dos veces al día para controlar los niveles de azúcar en la sangre entre comidas. Algunos nombres comerciales de la insulina de acción intermedia son Humulin N y Novolin N.

5. Insulina de acción prolongada: A diferencia de la insulina de acción intermedia, la insulina de acción prolongada se libera de manera continua y lenta en el cuerpo durante aproximadamente 24 horas. Se utiliza una o dos veces al día para mantener estables los niveles de azúcar en la sangre cuando no se están consumiendo alimentos. Algunos nombres comerciales de la insulina de acción prolongada son Lantus, Levemir y Toujeo.

6. Insulina combinada: Esta insulina combina insulina de acción rápida o corta con insulina de acción intermedia. Se utiliza para controlar los niveles de azúcar en la sangre durante el día y la noche. Algunos nombres comerciales de la insulina combinada son Humalog Mix, NovoMix y Humulin 70/30.

7. Insulina de acción ultra-prolongada: Esta insulina tiene una duración de hasta 36 horas y se administra una vez al día. Es importante tener en cuenta que este tipo de insulina no debe mezclarse con otras insulinas. Algunos nombres comerciales de la insulina de acción ultra-prolongada son Tresiba y Toujeo.

Leer también:  Manchas rojas en la pierna: causas y tratamientos

Tecnología para el control de la diabetes

Además de los diferentes tipos de insulina, existen otras formas de administrarla para un mejor control de los niveles de azúcar en la sangre. Una de estas opciones es la bomba de insulina, un dispositivo electrónico que se conecta al cuerpo y libera insulina de forma continua durante 24 horas. La bomba de insulina permite un control más preciso y personalizado de la dosis de insulina, ya que se pueden ajustar las cantidades según las necesidades de cada persona. Este tipo de tecnología es especialmente útil en el caso de la diabetes tipo 1, pero también puede ser utilizado por personas con diabetes tipo 2. Es importante recibir la capacitación adecuada en el uso de la bomba de insulina y seguir las indicaciones del médico para su correcta utilización.

Consejos para la correcta administración de insulina

Para una correcta administración de la insulina, debes seguir algunos consejos prácticos:

  • Haz una pequeña prega en la piel antes de la inyección para garantizar que la insulina sea absorbida correctamente.
  • Introduce la aguja perpendicularmente a la piel y aplica la insulina.
  • Varía los lugares de aplicación entre brazo, muslo y abdomen para evitar complicaciones como la formación de lipodistrofia o durezas en la piel.
  • Conserva la insulina en la nevera antes de abrir el envase y protégela del sol y el calor después de abrirlo.
  • No utilices la insulina después de un mes de haber abierto el envase, ya que su efectividad puede verse comprometida.

Sigue siempre las recomendaciones de tu médico y equipo de salud para garantizar una correcta administración de la insulina y un control adecuado de tu diabetes.

Leer también:  Isometepteno: usos, cómo utilizarlo y posología

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el mejor momento para tomar la insulina?

El mejor momento para tomar la insulina depende del tipo de insulina que estés utilizando. Algunas insulinas deben administrarse antes de las comidas, mientras que otras se administran en diferentes momentos del día para cubrir las necesidades de insulina basal. Es importante seguir las indicaciones de tu médico y realizar ajustes según sea necesario.

¿Es posible mezclar diferentes tipos de insulina en la misma jeringa?

Es posible mezclar ciertos tipos de insulina en la misma jeringa, pero siempre debes consultar con tu médico o equipo de salud antes de hacerlo. No todos los tipos de insulina son compatibles y mezclarlos incorrectamente puede afectar la efectividad de la insulina y aumentar el riesgo de complicaciones.

¿Puedo viajar con insulina?

Sí, puedes viajar con insulina. Es importante llevar contigo la cantidad suficiente de insulina para cubrir tus necesidades durante todo el viaje, incluyendo algunas dosis adicionales en caso de imprevistos. También debes tener en cuenta las regulaciones de seguridad de las aerolíneas y tomar precauciones para proteger tu insulina del calor extremo o el frío.

Conclusión:

La administración de insulina es fundamental para muchas personas con diabetes. Existen diferentes tipos de insulina, cada uno con características específicas en cuanto a su inicio de acción, duración y momento de aplicación. Es importante seguir las indicaciones de tu médico y equipo de salud para asegurarte de utilizar la insulina adecuada y administrarla correctamente. Además, existen tecnologías como las bombas de insulina que pueden ayudarte a tener un mejor control de los niveles de azúcar en la sangre. Recuerda siempre seguir las recomendaciones de tu médico y equipo de salud para un control óptimo de tu diabetes.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.